miércoles, 24 de abril de 2013

And they all lived happily ever after (---y comieron perdices)


Ángel trabajando mientras disfrutábamos del postre

Eso esperamos, porque parece que los problemas que hubo de aclimatación a las familias ya se han superado y para aquellos que se han cambiado de familia están más contentos.


















Bueno, hoy el día ha transcurrido tranquilo. Hemos empezado a las 9:30 las clases y a las nueve ya teníamos que estar todos allí. Aunque Erin ha llegado más tarde. Los que la conocéis sabéis que no suele ser muy puntual. De todas maneras hoy tenía excusa. Se ha perdido por Worthing camino de St. George. 

¿cómo se ha podido perder si era todo recto?



Por otro lado, eso de quedar a las nueve nos permite charlar sobre las familias, las diferencias culturales... y es algo bien sabido que la puntualidad es una de las grandes reglas del Padre Mario, así que seguimos fieles a las normas del colegio. Intentaremos que se les convalide la media hora que están aquí con los retrasos que tienen en España
Todos juntos camino de la academia

Las clases han sido bastante divertidas. Se han dividido ya los grupos según su nivel (al final son tres grupos, no dos), aunque puede que haya cambios porque parece ser que los profesores ingleses se han dado cuenta de que hay personas que deberían estar en un nivel superior. 


Después de las clases hemos tenido tiempo libre hasta las dos (las clases terminan a  las 12:45) para comer y pasear por Worthing, tiempo que los "teacher leaders" han aprovechado para descansar de nosotros. Mención especial a los valientes, liderados por Jorge Moneva, que han probado algo realmente inglés en vez de ir a McDonalds o al KFC y han entrado en un fish&chips. A algunos incluso les ha gustado (veremos si Ángel es tan valiente de probarlo, Erin y Javier siguen intentando convencerle).
Orientation tour

Orientation tour
Orientation tour
A las dos, Petra, una de las responsables de la academia, nos ha llevado a hacer un curso de orientación sobre Worthing, su historia y sus lugares más importantes. ¿Sabíais que en Worthing paso un tiempo viviendo el famoso escritor irlandés Oscar Wilde? ¿Y que compuso la obra "The importance of Being Earnest" aquí mismo? También nos ha explicado cómo funcionaba el sistema de citas de los jóvenes enamorados en el "Pier" en la época victoriana. 




















Y por fin libres...para ir de tiendas. Dos horas para ver tiendas, hasta que cerraron a las seis (alguno aprovechó hasta el último momento para comprar ¿verdad, Sandra?




A las seis y media por fin nuestras familias vinieron a recogernos al nuevo meeting point, la estación de tren de Worthing, excepto a los profesores, que se tuvieron que volver andando hasta la casa de su host family.


Eso es todo por hoy, un pésame muy grande a los seguidores del Barça y mañana es el turno del Madrid. Los profesores han apostado seis libras por la victoria madrileña esperando una cómoda jubilación (se pueden llevar un bote de 14,25 libras, nada menos)