viernes, 1 de mayo de 2015

Hailstones (3er. día en Bournemouth)







Bueno, tampoco  hay mucho que contar hoy, salvo que ha granizado. Por fin todos (menos dos) estaban en la parada a tiempo, y ha sido un día de clases con cambios de profesores. Ya parece que se han acabado los problemas de alojamiento y todos los alumnos están contentos (o eso dicen).



Vistas del camino de la academa al centro



La mayor parte del día ha sido soleada (prácticamente hasta las doce, cuando han salido de clase) luego por la tarde ha estado el tiempo revuelto, lluvia, sol, y hasta granizo (hailstones) que han hecho que esta tarde libre por Bournemouth sea un poco distinta. Como sabéis tiempo libre significa compras, que muchos han aprovechado dilapidando libras (hemos tenido que prestar, aunque lo devuelven mañana (o llamaremos a nuestros sicarios)) o gastándose lo necesario (1 libra para un paquete de pañuelos)
La mayoría ha descubierto Poundland,que como el nombre indica, todo a una libra, y también han hecho su agosto las tiendas de recuerdos.


De café en un típico bar mientras llueve y no podemos comprar
La parte más interesante de la tarde ha sido la propuesta de un concurso fotográfico por Bournemouth,  Hemos contado con un jurado externo, que estaba en España, y ha recibido todas las fotos. Después de evaluarlas y valorarlas ha decidido los ganadores a los que mañana se llevarán estos maravillosos regalos

Después de comprar, fotos, cafés en Starbucks, y paseos por la playa bajo la granizada, hemos vuelto al centro, ya que hoy teníamos una sesión de cine hasta las 19:20. Allí una vez más al bus y ya estamos en casa.

Mañana último día de clases. Comenzamos con un conversation club en el que nos juntaremos con todos los alumnos que hay en la academia.



Carlos buscando la amistad de una ardilla que sólo le quería por sus bolitas de queso