miércoles, 29 de abril de 2015

Trip to Winchester

Pues hoy ha empeorado la cosa. La lluvia ha hecho acto de presencia y nos hemos mojado más de una vez. Pero tranquilos, habéis pagado por una experiencia inglesa, y la lluvia inglesa es algo que está incluido en el paquete.

Aunque no todo ha sido lluvia. El sol ha resplandecido por la tarde durante el tiempo libre que hemos tenido. Bueno ahí va el resumen oficial, no el que cuentan los chicos cuando habláis con ellos.


7:30, esa es la hora a la que nos iba recogiendo el autobús. Por fin sin retrasos ni pérdidas humanas. Los únicos retrasos han sido los de los chicos, que no estaban en las paradas a las horas, unas se habían dormido, otras todavía no habían llegado a la parada. Pero hay que decir que la mayoría estaba a la hora. El  padre Mario ha tomado nota de sus nombres y el lunes tendrán que madrugar, 7:45 en el hall del colegio.

Las clases han sido bastante entretenidas, y muy ruidosas, bueno, igual que en el colegio en algunas asignaturas. Será que estos profesores imponen menos que algunos de los que tenemos en el colegio.
Jorge, te toca madrugar el lunes

Y después de clases, de comer el packed lunch, a Winchester, que a algún padre le sonará a aquellos famosos rifles de las películas de vaqueros. Pero NO. Winchester es una ciudad-pueblo famosa por ser la primera capital de Inglaterra, y es que hasta el Renacimiento, los reyes ingleses residían en esa ciudad. Fundada por los romanos, de lo que sólo queda unas piedras de la muralla, ha sido la capital de Wessex, cuando los sajones establecieron varios reinos, y después con los normandos de Inglaterra.








Hemos visitado las murallas, el canal del río Itchen, la catedral y el castillo, donde está (nos la han querido colar) la tabla de la mesa redonda del rey Arturo. Y digo que nos la han querido colar porque esa tabla data del siglo XIII. Por cierto, suspenso a Elías y Pablo en la primera evaluación de
literatura, que no sabían quienes eran esos arturos y caballeros de la tabla redonda (Leci apunta)

Después tiempo libre para pasear, comer, comprar. No debería sorprendernos, pero hay gente que ha entrado en una LIBRERÍA. Afortunadamente no todos van a esos sitios del mal y se han dedicado a tiendas más aceptables como ropa, the body shop y Primark.
Como no nos dan de comer en casa

Por cierto, y ya como último apunte de hoy. ¡Felicidades, Alfredo!
La tarta de Alfredo, esperamos que mañana compartas lo que ha sobrado


Mañana nos vemos, y recordamos que  Twitter e Instagram se actualizan siempre que ocurre algo.

Our eyes are set on you, behave!!